+34 944 448 062 second@secondlanguage.net

Cuando nos tenemos que examinar de algún nivel de una lengua extranjera, siempre nos entran los nervios y llegamos a bloquearnos. Habíamos hablado sobre cómo superar un writing o un examen oral y esta vez es el turno del tercer examen a superar; el listening.

Confusión, dudas y nervios

Nos preocupamos de no llegar a entender aquella conversación sobre la naturaleza o sobre un problema en un teatro. Nos obsesionamos con la idea de no poder superar un hueco, en el que va una palabra que ya han dicho en el listening, nos obsesionamos con no llegar a superarlo, ni esa parte, ni el listening en su totalidad. Y llegan los bloqueos. Y no son por no saber qué nos están diciendo. Escuchar es una cosa y prestar atención es otra.

Positividad y Práctica

Por ello, la primera pauta y la más importante es pensar siempre que si se puede. Que podemos aprobarlo, porque ya hemos dedicado un tiempo a prepararnos nuestra prueba. Que si podemos superarlo, porque así ya tenemos medio camino ganado. Quien antes de empezar a hacer algo, dice que NO puede, ya lo tiene perdido incluso antes de intentarlo. La segunda, muy importante, es practicar. La práctica es lo que hace que nuestro oído se vaya familiarizando con el idioma y que nosotros, por consecuencia de esto, vayamos sintiéndonos más seguros y tranquilos.

Mantén la calma

Tranquilidad, muy necesaria, ya que los nervios tienden a paralizarnos en este tipo de exámenes. Ver una película, sin subtítulos en español, cada día puede ayudarnos a aumentar nuestro nivel de comprensión. Sin embargo, también podemos anticiparnos. Leer las preguntas y tratar de visualizar la situación con la que creemos que nos vamos a encontrar es una opción bastante viable para familiarizarnos más. Piensa en las respuestas más lógicas y trata de identificar aquellas que no lo sean tanto.

Al fin y al cabo es una situación cotidiana que nos puede pasar a todo el mundo. Para los espacios en blanco, mira el espacio y decide qué clase de palabra es la que se necesita; un sustantivo, un adjetivo, un verbo… ¿Será afirmativo o negativo? ¿Un lugar? ¿Un número? Trata de fijarte que es lo que te están pidiendo para así relacionarlo con la escucha del listening.

Lo peor son las primeras veces

Recuerda que en el 95% de los exámenes de lenguas extranjeras, ya sean exámenes de Cambridge, Trinity, Escuela de Idiomas… El listening se escucha hasta dos veces. Por ello, si a la primera no has entendido demasiado, no entres en pánico. El miedo paraliza y esto puede jugarnos malas pasadas y arrebatarnos un nivel que sí nos merecemos. Ya verás que la segunda es mucho más fácil. Habrás asimilado más de lo que piensas a nivel subconsciente la primera vez y todo te parecerá un poco mas familiar y cómodo.

Práctica, esfuerzo y mucha tranquilidad. Tres palabras claves para enfrentarnos al listening.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies