+34 944 448 062 second@secondlanguage.net

 La habilidad de ser social

Llamamos Soft Skills a las competencias blandas, es decir a las habilidades menos reconocidas, las que utilizamos en nuestro día a día.

 Ese factor humano tan necesario en todo trabajo.

¿Son las Soft Skills importantes?

Saber escuchar, tener responsabilidad, un compromiso, buenas formas y la capacidad de adaptación a los cambios o el buen trabajo realizado en equipo son ciertas habilidades sociales que podemos poseer y mejorar y que a la hora de buscar trabajo nos ayudarán a captar la atención de los reclutadores. Mantener un equilibrio entre las hard skills y las  soft skills es la combinación perfecta que toda empresa busca en sus empleados para un rendimiento y una buena atmósfera laboral.

¿Qué entendemos por Hard Skills?

Todos aquellos conocimientos, indistintamente la rama que sea, son las hard skills, lo que en castellano conocemos como las competencias duras, la titulación académica, el nivel de idiomas o los conocimientos aprendidos sobre una disciplina en concreto. Estas competencias nos hacen conocer un tema específico y nos ayudan a poder comunicarnos entre nuestro grupo de trabajo.

Tanto las competencias blandas como las duras hay que ponerlas en una balanza y saber que llegando a un equilibrio, llegamos también a una mayor probabilidad de empleabilidad en las vacantes a las que optemos a postular.

¿En qué nos ayuda aprender un segundo idioma?

Aprender un segundo idioma, inglés por ejemplo, nos ayuda en nuestro recorrido laboral a fomentar una Hard Skills, pues adquirimos mayor conocimiento lingüístico y por lo tanto, es un punto a favor a la hora de pertenecer a un grupo de trabajo. Por otro lado, saber un segundo idioma, nos ayuda a aumentar una de nuestras Soft Skills.

Te estarás preguntando cuál… En primer lugar un buen nivel de inglés, por ejemplo, nos ayuda a tener mayor confianza a la hora de comunicarnos con otros socios u otras empresas que son de nuestro mismo sector pero que se ubican en un lugar donde nuestro idioma no es el idioma  nativo.

Así, una manera de que nuestra empresa crezca y se expanda internacionalmente es que nuestros empleados conozcan la importancia de formarse en un segundo idioma y así obtener una mayor confianza en sí mismos a la hora de comunicar. Además de crecer profesionalmente, esto nos hará crecer también como personas.

Si hablas a una persona en una lengua que entiende, las palabras irán a su cabeza. Si le hablas en su propia lengua, las palabras irán a su corazón. -Nelson Mandela

Comparte este artículo
Share on LinkedIn
Linkedin

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies