+34 944 448 062 second@secondlanguage.net

3 ideas para aprender inglés en familia

Aprender inglés en familia puede ser muy divertido. Aprender un idioma no nativo debería inculcarse en el aprendizaje de un niño desde que son pequeños. Existen múltiples formas de aprender un idioma nuevo, enseñarles un vocabulario específico para cada temática o canciones que haga que el pequeño se familiarice con el idioma de una forma amena y divertida.

Marcar una rutina es esencial para el aprendizaje

Una actividad que debería estar integrada en todas las rutinas de ocio de cada niño. Ampliar y familiarizarlo con el idioma que tan importante se está volviendo en nuestra sociedad. Así, cuando vayan creciendo no se volverán tan reacios a aprenderlo, pues ya han tenido un contacto previo con él. Por ello, una serie o una película de dibujos, fácil de seguir, puede mantener a los niños entretenidos y hacer que vayan conociendo alguna que otra palabra nueva. Así se divertirán mientras están aprendiendo, ¿qué mejor plan?

Una buena opción es organizar cada semana talleres en inglés y así será una forma divertida de conocer gramática, vocabulario y practicar pronunciación. Esta actividad se volverá una rutina que se va a repetir cada semana con actividades distintas. El niño lo interioriza así y va conformando su gusto con respecto al idioma.

¿Quieres conocer algunas de las actividades que puedes llevar a cabo para su aprendizaje? ¡Sigue leyendo!

Aprende y disfruta

La primera idea, muy divertida y en la que se aprende jugando, son los juegos de mesa. Los juegos de mesa en familia nos ayudarán y fomentará a su vez el juego limpio, el deber de acatar las normas impuestas y el saber perder, pues no siempre se puede ganar. Así estaremos enseñándoles aprendizaje y valores al mismo tiempo.

La segunda idea es enseñar cantando. Existen una variedad de canciones sobre vocabulario que desde niños, en las escuelas nos han enseñado, y a la que podemos unir otras muchas que encontraremos en Internet. ¿Quién no sabe cantar las partes del cuerpo humano o el abecedario? Además, las letras de sus cantantes favoritos les motivaran y fomentaran su escucha. Rellenar huecos sobre lo que falte de la canción, siempre es una buena opción para seguir aprendiendo.

Para los más atrevidos

La última idea que te proponemos es la del TWISTER. Todos conocemos ese juego, y preguntarás ¿qué les enseñas con eso? La idea es remodelar un poco el juego.  En primer lugar, elegiríamos una temática;por ejemplo, los deportes. La idea es crear un tablero para cada temática. Actividad que también se puede hacer con el niño para incrementar su motivación a jugar.  En segundo lugar, las indicaciones se darían en inglés, por lo que previamente habría que enseñar al niño el vocabulario específico de deporte y  el de las partes del cuerpo. Existen múltiples canciones para dicha enseñanza. Así todo será un juego y ellos lo disfrutarán más. El juego lo diseñamos nosotros mismo, por lo que se pueden ir variando las temáticas y así incrementaremos el vocabulario, la memoria y la creatividad.

Compartir es vivir

 Y eso es lo que tenemos que dedicar; tiempo. Compartir. Compartir tiempo, risas y aprendizaje con los más pequeños de la casa. Realizar actividades, más allá de las que se imparten en los centros escolares y enseñarles que todo idioma tiene su encanto pero que es necesario echarle tiempo , esfuerzo  y dedicación para conocer todos sus matices y detalles. Es ahí donde está la belleza.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies