+34 944 448 062 second@secondlanguage.net

¿Alguna vez te has quedado mirando a la pantalla del ordenador con las manos sudando mientras intentas entender a un hombre amigable con corbata que parece estar hablando en un idioma que no logramos entender? Bienvenidos a la experiencia, cada vez más común, de cómo sobrevivir a una videoconferencia profesional en inglés. Actualmente, esta práctica se está convirtiendo en una herramienta cada vez más esencial para ayudarnos a acercarnos a nuestros clientes y contactos internacionales. Por otro lado, también puede ser una de las experiencias más estresantes de nuestra vida laboral si las cosas van mal. Por tanto, vale la pena aprender algunos trucos para prepararse ante esta situación. ¿Quieres conocerlos? ¡Sigue leyendo!

Sobrevivir a una videoconferencia sin miedos

 Adaptarse a lo digital, es abrirse espacio en el mundo. Conectar con empresas que se sitúan en diferentes lugares del mundo y que tienen su propio idioma puede llegar a ser un obstáculo en nuestro camino como emprendedor. Pero hay que lanzarse a lo nuevo, pues siempre puede ser el principio de algo grande.

Con todas las tecnologías que tenemos, hacer una videoconferencia con un alto cargo de una empresa en Inglaterra puede ser una gran oportunidad para nuestro negocio. Pero para ello hay que tener una toma de contacto previa, una buena explicación del proyecto. Un poquito de marketing, vaya.

Saberse vender

Hay que establecer conversaciones. Con la ayuda de las tecnologías cada vez es más fácil poder hacerlo sin salir de casa. Estamos hablando del caso de las videoconferencias. Puede resultar un obstáculo cuando el idioma es diferente pero con una buena preparación previa, no hay nada que no se pueda lograr.

Las videoconferencias pueden ser muy eficientes. Nos permiten reunirnos con cualquiera en cualquier lugar, no solo para el ámbito de la empresa, también pueden llegar a ser muy útiles en muchos aspectos de nuestra vida en general.

¿Tienes una videoconferencia con una empresa extranjera y te asusta un poco? No dejes de practicar y verás cómo es más fácil de lo que estás pensando.

Trucos y ¡acción!

Podemos sobrevivir a una videoconferencia en inglés y salir airosos de la situación. Si conocemos la nacionalidad de la persona con la que vamos a establecer nuestra comunicación, podemos practicar su acento con series y películas.

Sé previsible. Si ya sabemos de lo que va a tratar nuestra comunicación, ¿Por qué no adelantarnos a

las reacciones que la otra persona puede tener? Así podemos practicar preguntas y adelantar respuestas.

Siéntete seguro de ti mismo. Te ayudará a dar esa seguridad que la otra persona está esperando de ti. Es uno de los puntos fuertes; mostrarnos siempre seguros de nosotros mismos y de aquello que estamos proponiendo.

Y por último, siéntete capaz de hacerlo. Los  nervios se irán yendo, la conversación irá fluyendo y  todo saldrá bien. De no ser así, no te preocupes. Surgirán otras oportunidades, pero nunca dejes de practicar y aprender sobre tus habilidades comunicativas y los idiomas. Son clave para el mundo empresarial.

Lo que no te mata, te hace más fuerte

Cada fracaso te enseña nuevas lecciones, nuevos trucos para prepararte  o nuevos problemas que puedes identificar y eliminar. Necesitas experiencia para comprender qué partes de la llamada te causan problemas y, con experiencia, puede probar diferentes soluciones. Si el problema es la comprensión,  prácticar la escucha es lo más efectivo. Sin embargo, si el problema es el vocabulario,  memorice palabras y frases que te puedan ayudar a sacar la videollamada. Quizás solo necesitemos una pizca más de labia y ser mejores oradores.

Nunca será un fracaso, siempre sera una lección.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies